Flora  

   

   El paisaje vegetal de Villadepera es el resultado de la interacción, durante siglos, del hombre con un Bosque original de tipo Mediterráneo.

   Las bajas precipitaciones, unos inviernos crudos y fríos, y veranos con acentuada sequía, son las características del clima mediterráneo. Así es Villadepera en general, si bien las zonas aledañas al río Duero son más termófilas. En ellas como dicen los mayores del pueblo, nunca hiela ni cuaja la nieve.

   Pero la flora, además de por el clima, también viene determinada por el tipo de suelo. Villadepera se halla situada en el borde de una penillanura de origen paleozoico, formado con materiales de los granitos y rocas metamórficas como pizarras y gneis. Son suelos poco profundos, pobres en nutrientes y con un ph ácido. La penillanura está bordeada por el norte, este y oeste por el profundo barranco que forma el río Duero en el arribanzo.

 

   La zona que mejor representa al bosque mediterráneo en Villadepera es El Carrascal. En él podemos encontrar encinas (Quercus rotundifolia) centenarias junto con ciertas plantas asociadas a ellas. Arbustos como el espino albar (Crataegus monogyna) y el endrino (Prunus spinosa ), matorrales de monte bajo como escobas ( Cytisus sp. ), tomillos (Thymus sp.), cantuesos (Lavandula stoechas subsp pedunculata), piornos (Genista hystrix), jaras (Cistus sp), jarillas (Helianthemun sp)..., lianas representadas por zarzas (Rubus ulmifolius), rosales (Rosa canina) y madreselvas (Lonicera sp).

Escoba amarilla

wpe47.jpg (50772 bytes)

Encina

wpe49.jpg (45862 bytes)

wpe34.jpg (11084 bytes)

Tomillo blancowpe2E.jpg (40389 bytes)

Rosal

   Al nivel del suelo nos encontramos con multitud de plantas anuales, de múltiples y variadas formas, que en primavera inundan el campo de color.

   Estas pequeñas plantas componen la base de la cadena alimenticia en cualquier ecosistema.

wpe1.jpg (20258 bytes) 

Alcornoque

wpe29.jpg (27484 bytes)

Corcho

wpe2F.jpg (47747 bytes)

Enebro

   Más escasos,  nos podemos encontrar con alcornoques ( Quercus suber ) y enebros (Juniperus  oxycedrus ), estos últimos ocupan zonas pobres y expuestas al azote de las inclemencias atmosféricas.
   En zonas con mayor profundidad de suelo o de tipo arcilloso aparecen árboles de hoja caduca como el roble melojo (Quercus pyrenaica) y el quejigo (Quercus faginea). 

 

    Las riveras de los arroyos poseen un ecosistema propio característico de zonas más húmedas. Aparecen árboles de hoja caduca como fresnos (Fraxinus angustifolia), chopos (Populus nigra), olmos (Ulmus minor), álamos (Populus alba) y sauces (Salix sp). También crece aquí el mimbrero (Salix sp), tan usado en cestería y una serie de plantas adaptadas a la vida acuática como los ranúnculos (Ranunculus , que tapizan de blanco lagunas y caozos en primavera, o la lenteja de agua (Lemna sp) o ahoganiños.

wpe32.jpg (59160 bytes)

Roble melojo

wpe36.jpg (23853 bytes)

Fresno

wpe2E.jpg (8633 bytes)

Olmo

   Adaptadas a los cortados y roquedos del río se encuentran el arce de Montpelier (Acer monspessulanum), la cornicabra (Pistacia terebintus) y el rusco (Ruscus acutifolius).

 wpe30.jpg (33232 bytes)

Cornicabra (hojas, frutos y agallas)

 
   Es destacable el gran número de especies de líquenes con los que nos podemos encontrar. Son un magnífico indicador de la calidad del aire, por lo que no es de extrañar que en Villadepera están presentes en tanta y tan variada cantidad.

wpe39.jpg (38323 bytes)

wpe45.jpg (52565 bytes)

   Nos encontramos setas en casi todas las épocas del año, pero sin duda alguna, la mejor para disfrutar de ellas es el otoño con sus días húmedos y sus suaves temperaturas.

 

    Aves

 

Alimoche

 Gran diversidad de especies nos espera a lo largo de nuestro camino. 

 En el casco urbano nos acompañarán los Gorriones ( Passer domesticus )con su algarabía y seremos observados por los negros Estorninos ( Sturnus unicolor ) desde tejados y antenas.

 Ya en el arribe nos encontraremos con las pequeñas Currucas ( Sylvia sp) en las zonas de matorrales y nos sorprenderá el color azul del Roquero Solitario (Monticola solitarius ) apostado en cualquier roca.  

  No es difícil observar el majestuoso vuelo de las rapaces en los alrededores del cañón. El más impresionante y poderoso es el del Águila Real( Aquila crysaetus ), reina indiscutible del arribanzo y en primavera y verano el Alimoche ( Neophron percnopterus ) volará solo o en pareja. 

 También podemos ver al pequeño Cernícalo( Falco tinnunculus ), desafiando pendenciero a otros mayores que él.

  Pero podemos considerarnos realmente afortunados si logramos sorprender a la rápida y escasa Águila perdicera ( Hieraaetus fasciatus )o a la esquiva y solitaria Cigüeña Negra (Ciconia nigra ).

  En zonas forestales no dejará de llamarnos la atención el puntual canto del Cuco ( Cuculus canorus ), el arrullo monótono de la Paloma Torcaz ( Columba palumbus ) y de la Tórtola ( Streptopelia turtur ), y el fugaz destello dorado o la aflautada voz de la Oropéndola ( Oriolus oriolus ).

  Sin miedo a la noche y siempre con el oído atento escucharemos el musical canto del Ruiseñor ( Luscinia megarhynchos ), al pequeño e innumerable Autillo ( Otus scops ), al melancólico Cárabo  ( Strix aluco ) o el impresionante ulular del Búho Real  ( Bubo bubo).

Abejarucos

 

 

 

 

 Oropéndola

 

  Mamíferos  

   Existen muchas especies de mamíferos. A la mayoría no los verás fácilmente, pero si sus diferentes huellas y señales. Así no es difícil descubrir huellas de zorro (Vulpes vulpes) o de tejón (Meles meles) y sobre todo de jabalí (Sus scrofa) o alguna letrina de gineta  (Genetta genetta).Distintas especies de murciélagos surcan el cielo nocturno de Villadepera. Son un excelente indicador de que vivimos en un medio bien conservado.

   Paseando por el campo quizás te encuentres con conejos (Oryctolagus cunniculus) y liebres ibéricas (Lepus granatensis), que saldrán corriendo en cuanto sientan tu presencia y con un poco de suerte podrás tener una fugaz pero hermosa visión del fantasma del bosque: el corzo (Capreolus).

 

  Reptiles  

   Animales dependientes de la temperatura, solo nos brindan su compañía en las épocas más favorables del año. Aquí podemos encontrar a las curiosas salamanquesas (Tarentola mauritanica), que con su presencia en las noches de verano nos transportan a tiempos pretéritos de dragones y princesas.

   Muy curiosos son también los galápagos europeos (Emys orbicularis) tomando el sol mañanero en las rocas que sobresalen del agua en charcas y caozos.

   En cualquier  roca , tapia o pared podemos ver a la ágil lagartija ibérica (Podarcis hispanica), sin embargo el lagarto ocelado (Lacerta lepida) y la lagartija colilarga (Psammodromus algirus) son los más fieles representantes de este grupo en nuestros paseos por zonas de matorral, donde no es descartable encontrarnos con alguna culebra de escalera (Elaphe scalaris) o con la impresionante culebra bastarda (Malpolon monspessulanus).

 

  Anfibios  

   

   De las 18 especies que existen en Castilla y León, en Sayago nos podemos encontrar con 13. Son relativamente fáciles de ver, sobre todo cruzando carreteras al comienzo de la primavera y como no, en las limpias aguas de las múltiples fuentes. 

   Así podremos ver Salamandras ( Salamandra salamandra bejarae), Gallipatos (Pleurodeles waltl), Tritones (Triturus sp), Ranita de San Antonio (Hyla arborea) y sapos de varias especies distintas.

 

Salamandra

wpe1.jpg (28604 bytes)

Ranita de San Antonio

  Insectos  
    No nos podemos olvidar de los insectos. Aunque suelen pasar desapercibidos existen una gran variedad y solo hay que poner un poco de atención para descubrir sorprendentes ejemplares. Pero sin duda las que más suelen llamar la atención, por sus colores, son las mariposas y libélulas. Asomándote a los charices y charcas verás curiosos escarabajos buceadores.

wpe4.jpg (21724 bytes)

escarabajo.jpg (26585 bytes)